Ver juego abierto

 

Crazy Clack!
Haim Shafir

¡Preparados, listos... clack, clack!

Cada uno de los 36 discos con imanes combinan 3 símbolos con 3 colores diferentes. En cada ronda, se lanzan los dados que indican qué símbolo hay que encontrar y en qué color. Todos los jugadores intentan a la vez coger el máximo de discos que tengan esa combinación. ¡Clack!, ¡clack!, los discos se apilan ¡como por arte de magia!

Pero, ojo, sólo se puede utilizar una mano. Habrá que ser muy rápido para apilarlos y sin fallar, porque si no habrá penalización... Cuando se acaben todos los discos, acaba la partida y gana el jugador con la pila de discos más alta. 

¡¡Tremendamente divertido para toda la familia!!

Edad: +4    Duración: 10 min    Jugadores: 2-6

¿Qué hay en la caja?

36 discos magnéticos
1 dado con símbolos
1 dado con colores
1 Reglamento

 


 

Objetivo

Todos los jugadores tratan de coger el mayor número de discos. Los dados indican la combinación de forma y color que hay que buscar. ¡Rápido! Todos los jugadores, a la vez, buscan la combinación correcta y apilan los discos que encuentren. Al final de la partida, el que tenga la pila más alta gana. 


 

Mecánica

Repartid todos los discos magnéticos al azar por la mesa, de manera que todos los símbolos de colores queden bien visibles. Preparad el dado con colores y el dado con símbolos

El jugador más joven es el primero que lanza los dos dados. Prestad atención a lo que ha salido porque ahora jugáis todos a la vez. Coged lo más rápido posible todos los discos indicados por los dados. 

¡Sólo con una mano!
Atención, los discos están imantados con el fin de que se queden bien unidos porque ¡sólo se puede utilizar una mano! No hay límite de tiempo, tenéis que buscar hasta que no haya ningún disco en la mesa que se corresponda con la combinación indicada por los dados. 

Ahora es el turno del siguiente jugador (en sentido horario). Éste lanza los dados y todos buscáis la nueva combinación entre los discos restantes

El juego termina cuando se acaban todos los discos de la mesa. También, si sólo queda un disco en la mesa, cada jugador puede lanzar los dados una vez más. Si después de esta ronda sigue quedando el disco en la mesa, la partida termina. 

Ahora los jugadores comparan sus pilas. El jugador con la pila de discos más alta gana la partida. Y como ha sido tan rápida, podéis repartir los discos y ¡empezar una nueva partida! 

 

¿Tienes alguna duda o sugerencia? ¡Escríbenos!

Banderola Escape DrGravely